Los días han pasado y cada momento es especial, me llena de felicidad y cada vez quiero que este momento sea eterno.

Mis primeras palabras, forjadas por pequeñas voces que repiten sin parar y además, ríen sin piedad. Sentirse nuevamente niño, rodeada de ángeles cayéndose los dientes, que, sorpresas encofradas dejan salir, poco a poco; sentir felicidad, el corazón saltando y solo sonreír.

Saber que la mejor comunicación es la corporal y auditiva, pues el lenguaje solo es una forma que facilita a la mente sentir.

Recibir un abrazo de esos que no se piden y solo llegan con todo el corazón. Sorprendida por esos regalos llenos de esmero. Verse dibujada y reconocerse, gran futuro para mis artistas. Dormir junto a ellos y despertar con pequeñas voces tratando de no molestar. Descubrir lugares donde la vida prima y construir aventuras de esas que no se olvidan. Y al final, sentirse parte de y no aparte de.

voluntariado-sara-vaca-alemania-02

Experimentar y esperar la aprobación de los más finos paladares. Nuevos sabores, nuevas dietas, toda una experiencia para cada cultura. Ver la independencia de cada uno, su forma de ser, de reaccionar, de llorar, de divertirse, de jugar.

Saber que la mejor comunicación es la corporal y auditiva, pues el lenguaje solo es una forma que facilita a la mente sentir.

Ser parte de una nueva iniciativa de educación en diferentes formas y niveles, donde los niños tienen su propio ritmo y el mayor incentivo es el contacto con la realidad.

voluntariado-sara-vaca-alemania-01

voluntariado-sara-vaca-alemania-03

Heifer Ecuador

Compartir
Puedes compartir esta publicación
en las redes sociales: