Nkosi Sikelel iAfrika es una frase en isiXhosa que significa "dios bendiga a África" y era el "grito de lucha" de Nelson Mandela y su partido político, en su camino por la libertad para toda su gente y la reivindicación de su pueblo. Amaba la cultura y las maravillas de su tierra y en el mes de diciembre continúe enamorandome de este asombroso continente al que todos lo ven con ojos de miedo, con ojos de pena, de compasión, pero en realidad los africanos no tienen nada que envidiarle al resto del mundo.

En un solo pais puede haber más de 15 tribus con idiomas diferentes, pero que se consideran un gran pueblo, una gran nación dividida a gusto de los europeos.

Fueron de los que más sufrieron por la historia, que no les dio momento de ser libres y decidir por ellos, sino hasta mucho tiempo después que el daño ya estaba hecho. En un solo pais puede haber más de 15 tribus con idiomas diferentes, pero que se consideran un gran pueblo, una gran nación dividida a gusto de los europeos.

mozambique-03

Camino de regreso por las calles de mi barrio, la señora amiga de la "tiendita" del barrio me llama y grita "Ehh Kaká ! (Apodo que me dieron en mi barrio) andaste desaparecido!".

Y pues es verdad, este mes prácticamente desaparecí de Maputo, pues cogí vacaciones y me dediqué a viajar a gusto. Mi idea principal era viajar hasta un isla en la zona norte del pais, pero no sería posible debido a que me tomaría 55 horas en un bus (si, Mozambique es graaaande...) Y no me iba a dar tiempo para ir, estar allá y luego regresar a tiempo para coger un vuelo a Sudáfrica. Terminé yendo con un amigo a visitar las playas más bonitas de la zona sur. Las playas se ubican en la provincia de Inhambane y por defecto fueron esas las que decidimos visitar. En total fueron 3, Bara, Tofo y Vilankulos. Las dos primeras son más turísticas y tienen una presencia notoria de Sudáfricanos (blancos), pues aunque ellos también tienen playas hermosas, el agua es helada y muchos deciden vacacionar en Mozambique.

Durante el viaje conocí a personas de todo el mundo muy simpáticas y pasábamos tardes enteras conversando con ellas. Conocimos a dos españoles que se encontraban dando la vuelta al mundo, un fotógrafo de Finlandia que se había viajado toda África y un jubilado belga al cual le faltaba un tornillo y pasaba su  vida de jubilado buceando por el mundo. Los locales de inhambane también fueron super amigables, pues esa provincia tiene fama de ser la de la gente más amable y hospitalaria; y a decir verdad es cientoporciento cierto. Allá son más simpáticos hacia ti y te van a ayudar sin esperar que les des algo o tampoco van a pedirte dinero o que les compres algo, que es la forma que las personas se comportan en Maputo. Eso si hay que admitir, los vendedores son muy buenos convenciendote... Jeje

mozambique-02

Vilankulos es una historia aparte, al estar más para el norte que Tofo y Bara, la cantidad de hoteles, restaurantes de los sudafricanos disminuyen y se mantiene como una playa paradisíaca con un potencial turístico inmenso, pero poco desarrollado. La playa es increíble. La arena es blanca y el agua cristalina, no es de esas playas que tienen muchas olas, la marea se retira unos buenos cientos de metros y se forman pequeñas piscinitas en la arena. Es bonita porque no se ven muchos turistas, se ven las barcas de vela baradas en la marea baja  y los locales aprovechan para recoger crustáceos para después venderlos en el mercado. Si no hubiera sido por el "backpacker" en el que acampabamos, no hubiera visto un solo otro blanco. En una parte del pueblo las personas viven en chosas de caña y paja, pero no se imaginen que las personas todavía visten de taparrabo, no, ellas tienen un aspecto de cualquier otra persona del siglo 21, sólo que los pocos recursos que tienen no les permiten tener una casa de cemento.
Aunque estuve sólo por la zona sur para poder regresar con tiempo para el vuelo a Sudáfrica, aún así tuve que hacerme 12 horas en un bus para poder volver a Maputo. Ya en casa mi familia se alegró de verme de vuelta y ni bien terminé de contarles como nos fue en el viaje, me puse a hacer la maleta para la segunda parte de mis vacaciones en África. Me iría a encontrar con mi tía en Cape town y seguido a eso visitariamos el Parque Nacional Kruger y a unos amigos de la familia en Pretoria.

mozambique-04

mozambique-01
Cape town es una ciudad increíble, la combinación de una ciudad moderna y su geografía de  montañas rocosas la vuelven una ciudad única. Por donde que vayas, es posible apreciar una vista hermosa. Ya mencioné antes que la diferencia entre Mozambique y Sudáfrica es descomunal, literal Sudáfrica es igualito a Estados Unidos, sólo que con índices de violencia mucho mayores. Una curiosidad de la ciudad es que se encuentra divida socialmente.

La parte de la bahía que se ve en las foto que salen si se la busca en Google, es de hecho el 20% de la ciudad.  El resto son zonas de menor estrato o incluso pobres que registran los índices de violencia más altos del pais y posiblemente del planeta. Sudáfrica sería un paraíso si no fuera tan violento y tantas tensiones raciales, un amargo recordatorio de la políticas de segregación racial de la época del apartheid.

En el avión en el que viajaba, iba también un equipo juvenil de fútbol de chicos de bajos recursos, al momento de recoger las maletas escuché como el entrenador le reclamaba respeto a un sudafricano blanco, que al momento de intentar abrirse paso entre los muchachos para coger su equipaje, trató mal a uno de los deportista, lo que causó la ira del entrenador y le gritó "no se dice FUERA DEL CAMINO!!! Se pide permiso!!!" . También mi tía vivió un momento incómodo relacionado con la xenofobia que persiste en Sudáfrica.

La parte de la bahía que se ve en las foto que salen si se la busca en Google, es de hecho el 20% de la ciudad.

En el avión habían puesto a una familia de Sudáfricanos blancos separados y pidieron a la azafata que los ubiquen juntos, una Sudáfrica negra les ofreció su puesto comedidamente, pero se negaron a sentarse en un puesto que lo había ocupado previamente una persona de color, difícil de creer que sigan existiendo ese tipo de cosas...

mozambique-00

Durante los dias que pasamos en Cape town conocimos las frías, pero hermosas playas, subimos a la emblemática Table Mountain, visitamos la isla prisión en la que Nelson Mandela pasó 18 años preso, vimos el atardecer desde Signal Hill, visitamos los viñedos de Stellebosh y fuimos hasta Cabo Esperanza, el punto más Suroeste del continente africano. Es una ciudad muy , pero muy recomendable para visitar, es única en todos sentidos.

Seguido a Cape town fuimos para el Parque Nacional Kruger. Yo ya lo había visitado, pero siempre es interesante poder volver, nunca sabes lo que te vas a poder encontrar. Es la verdadera escénica del continente africano, me fascina la idea de pensar que cientos de años atrás tribus de personas vivían en completa armonía con tan imponentes animales que habitan estas tierras. Después de 2 días de Safari viajamos a una de las tres capitales de Sudáfrica, la capital ejecutiva, Pretoria. Ahi nos quedamos apenas 2 noches en la casa de unos amigos de la familia, porque el 25 en la mañana viajaríamos de vuelta a Maputo para asistir al almuerzo de navidad de mi familia anfitriona allá. En esos 2 días visitamos el Palacio de gobierno en Pretoria y la casa de Nelson Mandela en Soweto, un suburbio de Johannesburgo que queda a 30 minutos de Pretoria (es como Quito y el vaye de los chillos para que se hagan una idea). Me impactó la cantidad de seguridad que las casas poseen, pues aunque Cape town tiene más numero asesinatos que Johannesburgo, Johannesburgo tiene una actividad mayor con respecto a la invasion de casas. En las casa hay rejas que se cierran durante las noches, para aislar los dormitorios del resto de la casa y mantener seguros a los habitantes en caso de que entren ladrones. El mismo capitán de la selección sudafricana de fútbol fue asesinado en uno de estos asaltos a casas hace casi un año... Si no fuera por estas cosas, Sudáfrica sería un verdadero paraíso...

El 25 viajamos a Maputo y asistimos al almuerzo de navidad de mi familia mozambicana. Iba a ser realizada en la casa de mi abuela y para mi sorpresa vinieron todos sus hijos e hijas. Yo ya le había comentado a mi madre mozambicana que mi tía iba a venir y ella dijo que podía asistir al almuerzo, que no era ningun problema. Mi familia mozambicana recibió a mi tía de una forma muy amigable y hospitalaria, incluso hasta a mi me sorprendió. Se portaron súper bien con ella y honraron la fama de gente amigable y alegre que tienen los mozambicanos. Mi penúltimo mes pasó y ahora empiezo a sentir melancolía al pensar en dejar este lugar, me integré a mi familia y mi barrio muy bien y tengo una super buena relación con ellos; siempre bromeamos y ellos terminan diciendo entre risas "este aquí.... Jeje este es mozambicano mismo... Jaja". Igualmente en mi barrio todos son amigables, hasta me dieron un apodo, Kaká (dicen que me parezco al jugador jeje). Me llaman de vez en cuando, cuando paso por la calle para charlar o jugar fútbol. Tuve suerte, mi familia es increíble y mi barrio también; ya se conoce a los borrachitos, a los del fútbol,a los policías corruptos y los buenas gentes, a los niños de la escuelita y a los vendedores ambulantes, es una familia grande más que un barrio.

Heifer Ecuador

Compartir
Puedes compartir esta publicación
en las redes sociales: